PORTAL DE NOTICIAS

UGP

UGP lamenta incremento de barreras artificiales al comercio en periodos electorales.

A veces se disfrazan de protección a grupos sociales, otras veces de preocupaciones ambientales o de medidas sanitarias, pero son barreras artificiales al comercio, dice UGP al referirse al proceso técnico iniciado en el Senado estadounidense para impedir el ingreso de la carne paraguaya, coincidiendo en año electoral. La Votación del Senado de Estados Unidos (EEUU), que anula la habilitación del ingreso de la carne paraguaya, es una muestra muy clara de lo que sucede cuando las consideraciones políticas intervienen sobre el comercio y los procesos técnicos, dice la Unión de Gremios de la Producción en su boletín informativo semanal. Sigue indicando: “a veces pueden estar disfrazadas de protección a grupos sociales, otras veces de preocupaciones ambientales o medidas sanitarias pero siempre, en el fondo, serán barreras artificiales al comercio”.   Los impulsores de esta iniciativa (en Estados Unidos) restan validez al largo proceso realizado por Paraguay para lograr la

UGP: “Se ve que en la agenda política priman los intereses sectoriales”

Con la clase política en pleno conflicto no se puede desarrollar nada, afirmó Hector Cristaldo, Presidente de la Unión de Gremios de la Producción (UGP). Así lo hizo al referirse al contexto político en que se está desarrollando la economía del país, expresando claramente su preocupación por la falta de respeto a las reglas de juego, que está transmitiendo Paraguay al mundo. En un pronunciamiento difundido a través de las redes sociales, la UGP replica los dichos de su presidente a un programa de prensa local en que, asegura que “Los hechos ocurridos la semana pasada en el Senado son preocupantes. Se ve que en la agenda política priman los intereses sectoriales y se olvidan de la agenda de desarrollo y de sus promesas de campaña de trabajar por la gente”. Acota, fundamentando su declaración que “salieron un par de leyes, pero fuera de eso no se avanza, porque la

Paraguay busca “una sola voz alta y sonante” ante Norma 1.115 de la Unión Europea.

La Cancillería Nacional confirmó la continuidad de la demanda impulsada por Paraguay ante la Organización Mundial de Comercio (OMC) en contra de la Norma 1.115 de la Unión Europea (UE) y los productores aseguran que ésto “genera tranquilidad en el campo”. El Canciller Rubén Ramírez Lezcano confirmó la noticia tras una larga reunión entre representantes del sector público y privado realizada en la sede del Ministerio de Relaciones Exteriores en una conferencia de prensa. “En primer lugar hemos tratado sobre la necesidad de seguir nuestra demanda ante la Organización Mundial del Comercio sobre el impacto que tiene como obstáculo al comercio, la resolución 1.115 de la Unión Europea, y en ese contexto, también estamos trabajando sobre los elementos vinculados a la trazabilidad de nuestra producción, del comercio, de la industria y de los servicios, para el acceso a los mercados internacionales”, explicó. Así mismo, el Canciller afirmó que en el

La cosecha de la zafra 2023-2024 muestra rendimientos dispares.

Parcelas de soja fueron afectadas por el intenso calor y la falta de lluvias en sus diversas etapas de desarrollo, ocasionando rendimientos dispares, así lo indica un reporte sobre el avance de cosecha socializado por la UGP. Las condiciones climáticas crearon distintos escenarios durante la siembra y desarrollo de los cultivos, lo que ocasionó rendimientos disparejos a nivel país y en las propias parcelas. Aurio Frigheto, productor de Alto Paraná contó que en la zona norte, la cosecha se encuentra en el tramo final y los resultados son buenos se mantiene el rango de los 3.200 a 3.500 kilos por hectárea. En otras zonas de Alto Paraná se iniciaron con rindes desde 2.000 kilos por hectáreas y ahora están cerrando con un rendimiento promedio de 3.500 a 4.000 kilos por hectárea gracias a un mejor comportamiento climático. En los departamentos de San Pedro, Canindeyú y Amambay y zonas de Caaguazú